Massimo Introvigne

MASONERÍA
(Recensión de Verónica Roldán)



La opera de Massimo Introvigne ofrece un acercamiento histórico e  interpretativo del fenómeno llamado "masonería", la "hija primogénita del intelectualismo del siglo  XVIII" que nace bajo el contrastante auspicio del racionalismo y del deseo  pre-romantico de misterio que hunde sus raíces en la tradición esotérica.

Esta, comienza con los orígenes históricos que se remontan a la Edad Media en una confraternidad de iniciados fundada por  Christian Rosenkreutz, caballero de la nobleza alemana, según la leyenda,  que vivió entre los años 1378 y 1484.

Se profundiza luego la historia sobre los Rosacruces y los orígenes  legendarios, pasando por los orígenes de la masonería operativa;  sucesivamente la de los "aceptados", para llegar a los puntos salientes del nacimiento de la moderna masonería especulativa.

Los capítulos siguientes se refieren al nacimiento de los "grados altos"; las "obediencias", es decir, federaciones administrativas de logias y de  grupos nacionales de logias que aceptan la prioridad de una logia originaria  o al menos la subordinación a una cierta coordinación; y los ritos: sistemas  de grados masónicos que prescriben no sólo las ceremonias sino también las  características.

Se describen por otro lado los organismos paramasónicos y pseudomasónicos,  es decir aquellas ordenes y sociedades que técnicamente no forman parte de  la masonería pero admiten solo masones en su seno.

El ultimo capitulo es dedicado al método masónico que comprende un principio  espistemológico de tipo realista; un segundo principio antropológico de tipo  antropocentrista y un tipo filosófico de tipo espiritualista.

La obra se concluye con el punto que describe las controversias y la  antimasonería. Introvigne presenta así la peculiaridad de una realidad compleja que no deja de ser conflictiva en sus relaciones con la religión y  la sociedad.